Preparar la piel para el maquillaje
Belleza, Eventos, Tendencias

Cómo preparar la piel para el maquillaje de Halloween…y el desmaquillaje!

Consejos para preparar la piel para el maquillaje y cómo desmaquillarte

La noche de Halloween ya está aquí y como todos los años son habituales los disfraces de brujas, zombis, vampiros y demás seres terroríficos que requieren mucho maquillaje y el uso de pinturas especiales para el rostro. Para que no te levantes al día siguiente dando más miedo que la noche anterior, te damos algunos consejos para preparar la piel para el maquillaje y para desmaquillarla, y que tu rostro no pague las consecuencias de la noche más siniestra del año:

  • Antes de maquillarte…
  1. Limpia la piel: Aunque te hayas lavado la cara por la mañana, vuelve a limpiar la piel con un jabón suave. Esto ayudará a que después de toda la noche con un maquillaje pesado, los poros no se obstruyan y no aparezcan puntos negros.
  2. Exfolia con suavidad: Para que el maquillaje quede más uniforme, dure más tiempo y no se marquen pielecitas, puedes hacer una exfoliación suave que elimine las células muertas y deje una piel más lisa. Puedes limpiar y exfoliar a la vez usando una esponja Konjac.
  3. Hidrata bien: Aplica una buena hidratante y espera unos minutos para que penetre bien en la piel. De esta forma proteges el rostro del maquillaje de disfraz, que suele ser más agresivo con la piel, la aplicación del mismo será más fácil y el acabado quedará más uniforme y terso. También evitarás que la piel se «acartone», y se marquen las líneas de expresión.

Para maquillarte, procura escoger pinturas de calidad, hipoalergénicas y si son de base acuosa mejor, ya que son menos agresivas con la piel.

  • Y al llegar a casa…

Desmaquíllate! Si, ya sabemos que estás muy cansad@, que total por un día…pero en serio te vas a ir a la cama con todo eso en la cara? Deja preparado este kit de limpieza antes de salir y verás como en 5 minutos te vas a la cama con la cara (y la conciencia) bien limpia:

  1. Toallitas desmaquillantes: Úsalas para retirar lo principal, arrastrando el maquillaje suavemente desde el centro del rostro hacia fuera. Desmaquilla los ojos y los labios.
  2. Aceite desmaquillante: Masajea primero el rostro sólo con el aceite, sin añadir agua. Después humedece las manos, para que el aceite emulsione con el agua, masajea un poco más y aclara con agua tibia.
  3. Jabón limpiador: Lávate con jabón para eliminar las últimas impurezas del rostro y los restos de los productos desmaquillantes.

Por último, si eres un alumno aventajado, te aplicarás un tónico calmante que ayudará a recuperar la piel que puede estar algo irritada o sensibilizada después de tanto maquillaje, pero sí o sí te hidratarás bien la piel antes de irte a dormir.

Si sigues estos consejos, a la mañana siguiente te levantarás con la cara fresca y nutrida, y si no te toca trabajar en fiesta, puedes aprovechar para mimarte con un desayuno de domingo y tu mascarilla favorita!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.